Poema 566 (El niño)

 
 
 
niñointerno2
 
EL NIÑO
 
La luz…,
el grito que me despierta cada día…,
el talismán que calma
el dolor de cada jornada…,
la chispa que veo en los ojos,
en el espejo, cada mañana…
 
Las cosquillas que remueven
mi corazón a cada poco…,
el guía que da camino a mi espíritu,
mostrándole la meta más inmediata….
 
Ahora, con esta edad, fronteriza,
en la mitad del siglo,
tengo la suerte de contar aún con él…,
con el niño pequeño, mi niño interno…,
que viaja conmigo desde hace medio siglo…
 
Lo he invitado a estar,
y no sólo para seguir vivo…,
con la luz de siempre…,
aquella de chispa traviesa
que me ha traído al hoy…
(Porque sin él yo ya no existiría…)
 
Y sólo se marcha cuando oscurece
y entro en mi cama…,
porque hay cosas
que los niños pequeños…,
aún no pueden ver…

 

Emotions (avec "Pas sans toi") (Français)
 

Anuncios

6 comentarios to “Poema 566 (El niño)”

  1. es bonito sentir a nuestro pequeño , aunque la mayor parte de las veces , lo mantengamos callado , por que es lo que se espera de nosotros . a traves de él , podemos volver a vivir sensaciones nuevas , ilusiones , esperanzas … como cuando
    aun no habiamos crecido.
    espero que sigamos viendolo , cuando nos miramos al espejo . y hagamos alguna travesura de vez en cuando.
    gracias por este poema.
     

  2. Hermoso y emocionante, que bien describes nuestro niño /a interna. Gracias poeta por tan marvillosos sentimientos hilados en palabras.

  3. Ese niño  interior es el personaje más sabio que existe. Nos guía de un modo maravilloso.
    No pierdas nunca a ese niño.
     
    Un cálido abrazo.

  4.  
    UFFFFFF…ME ENCANTA SER LA NIÑA QUE LLEVO DENTRO…A PESAR QUE LA VIDA ME RECUERDA ….QUE TAMBIÉN SOY ADULTA…
     
    BESOS

  5. tengo la suerte de contar aún con él…
     
    Dudo mucho que sea una cuestión de suerte solamente. La mayoría de las veces es cuestión de decisión.
     
    La niñez  y la madura adultez no tienen por qué oponerse.
     

    " quien haya visto el nacer de una criaturay el padecer de un moribundo,por no tomar las palabraslos oponeen asimetricos tiempos.Para quien tome las palabraslos asociaen esenciales complementos.Asi como el adulto maduro cierra el telon de su vidala criatura descorre el velodebutante de sus muertes.Niño – viejo  no se oponenporque parido en mandatosacunado en costumbresque tanto nos acostumbrana reprimir las paletas,es capaz de morir naciendoy a medida que envejecerejuvenece sus airescuando con fresas se manchala nariz devorando heladospasa el cronos y en relojesse aniñan libres los latidosreencuentro nuevo de lo viejoque a la grupa de sentidosgalopan en tropelíastantos niños… .tantos viejoscomo decida uno mismo "
     
     

  6. Que seria……si se nos fuera ese niño que todo llevamos dentro. Emocionante tu poema…..feliz fin de semana hermoso!!!!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: