Poema 517 (Horas rojas…)

 
HORAS ROJAS
 
Ayer,
te enseñé la muerte del día,
por la ley del tiempo quieto, que mira.
 
Hoy te enseño
las puntas del sol, doradas y finas,
como gas de oro.
 
A esta hora temprana,
pisando el suelo,
se calientan tus pies, con los vahos de la tierra.
 
Pero
entre ayer y hoy,
las horas rojas de la noche
que nos llevamos,
nadie las podrá robar,
ni a tu cuerpo, ni a mi alma…
y eso es lo que importa
en este día, de este mes,
de esta historia…
aunque nos roben el día,
a ti tu gente…,
a  mí la mía…
 
 
atardecerojo
Anuncios

5 comentarios to “Poema 517 (Horas rojas…)”

  1. si , hay momentos que son solamente nuestros y no se borraran .

  2. Me encanta este poema…. es muy real. Un beso Jesús.

  3. Pues me alegro q nadie  os robe esas horas rojas, q son vuestras y sólo vuestras. Muy hermoso el poema. Besos. (Salma)

  4.  
    Bonito poema.
    Horas rojas de pasión, horas rojas de inquietud y de la plenitud sangrante del amor… El rojo es el color del peligro, de la velocidad, y puede hacer subir la presión sanguínea… es un color demasiado cálido.
     
    Esas horas para mí son azules. De una paz increíble. De un frío maravilloso que hacen sentir el rojo dentro.
     
    Un cálido abrazo.

  5. Suena a encuentros furtivos, entre personas que se aman en el silencio y el secreto  de lo que se considera fuera del orden establecido….
    Ante todo eres un romántico….., me  gusta cómo expresas ese aire tuyo…
    Un besito.
     


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: